Snow-jito

Buenos días por la mañana! O mejor dicho: good morning in the morning!

Sábado 10.30h. Bruno y Deepika han salido ya hace rato, y vuelven a la cabaña con el desayuno y comida variada… menos mal! Estábamos ya desfallecidos! Les ha llevado un poquito más de lo previsto porque han tenido que desenterrar el coche primero. Desayuno rico y nutritivo y a esquiar, que es a lo que hemos venido, no?

Seguía nevando, y eso nos animó, porque así las caídas, culetadas, y derrapes con distintas partes del cuerpo, iban a ser menos dolorosos (y funcionó!)

Fuimos a alquilar los equipos, esta vez yo me decanté por el snowboard, porque mi única experiencia esquiadora con esquis, fue “difícil”, cansada y quedé un poco traumatizada (además de dolorida!). Y de aquí, a la pista baby (cortita y fácil). La verdad es que estaba tranquilito, y éramos muchos principiantes. Bruno nos dio unas instrucciones básicas de supervivencia y se fue a disfrutar a las “pistas de los mayores” :) y animados por la emoción (y la ignorancia) colina abajo que nos tiramos. Una y otra vez. 

Sábado 16.30h. Bruno baja ya a recogernos, cargamos el coche como podemos y de vuelta a nuestra cabaña. Esta vez de paseo, que además cuesta abajo es mas fácil. Conclusión de la primera jornada: el snowboard es mas fácil que los skis, palabra de principiante en ambas modalidades.

Comida-merendola o también llamado “ataque libre a lo que encuentres comestible” y…

…bañadores!

Sábado 18.30h. Sí, nos vamos al SPA. Que resulta que este sitio también es famoso por sus baños termales y jacuzzis, … Qué pasada!!! Entras en la piscina de agua templada (cubierta) y de ahí pasas (sin necesidad de salir si no quieres) a la piscina exterior, con zona de burbujas, muchas burbujas y muchisísimas burbujas. Todo esto a la vez que en fuera, es decir, donde están nuestras cabecitas, estamos a -2ºC o así y nevando, tanto, que se te quedan los copos en la cara! Increíble, indescriptible, genial, único, relajante, … y por supuesto muuuy recomendable.

Sábado 21.30h. Snow-jitos y fondue. De vuelta en la cabaña calentitos, nos pusimos a preparar la cena y un aperitivo: mojitos. Como todo el hielo que teníamos se resumía a unos 15 cubitos (y cubitos se refiere a chiquitines) pues que mejor que con nieve recién puestecita, fresca muy fresca! (lleva todo el día nevando). Y que buenos nos quedaron! Fuertes pero frescos, eso sí, desde ese momento el hielo no volvió a ser un limitante… sino  más bien el ron ;)

Y fondue. Los profesionales del tema, Deepika y Bruno, recibieron más que medallas y halagos. Qué buena! La mejor del mundo! Ni que decir tiene que todas las fondues que he probado hasta ahora a lo largo de mi vida, muy a mi pesar, quedan a la altura de sucedáneos, mmmmmm…

Otro snow-jito, “allez, les escargots“, y a dormir!

continuará… 

TrackBack

La URL para enviar un TrackBack a esta entrada:
https://www.meliuli.com/2009/01/29/snow-jito/trackback/

Comentarios

[…] Snow-jito […]

[…] particular visión del mundo « Europeando… | Snow-jito […]

[…] al salón y sólo está Nat y les escargots. Charlamos un poco, empezamos a hacer ruido recogiendo cacharros, vasos y fregando, primer desayuno… y por fin… otros “seres […]

Deja un comentario