Dónde esta mi cabaña?

Viernes 17.30h. Quedé con Bruno en Ginebra para coger el tren al Martigny (el pueblo mas cercano con tren). Mientras, el resto del equipo se suponía que tenían que haber llegado ya en el coche, descargado maletas y equipo en el chalecito y hecho la compra.

Pero en realidad, había tanta nieve y hielo, que a mitad de camino se atascaron y tuvieron que dar la vuelta y buscar algún sitio donde comprar cadenas.

Viernes 19.00h. Bruno y yo en Martigny esperando, nevando.

Cuando llegaron allí, Reven y Niwa cogieron el bus a otro pueblo mas cerca del chalet y los demás (las niñas y Bruno) nos fuimos en el coche, destino: Ovronnaz. En la misma curva donde se habían atascado, nevando y nevando, tuvimos que parar a poner las cadenas… vaya número! Y nevaba y nevaba. Pusimos una. Poniendo la otra se nos enganchó por dentro del coche… metí las manos-brazos como pude y la saqué. Por fin la pusimos.

Ok, todo bien. Tenemos cadenas. Montamos todos, arrancamos, y en 2 metros, se nos cae una! Otra vez a empezar. Las 2, por si acaso…

Vale. Tenemos cadenas, puestas, de verdad. Seguimos subiendo. A esta hora, los chicos del bus ya habían llegado, y estaban en un bar local… haciendo amigos en alemán y francés, jeje.

Por fin llegamos arriba (a tomar por saco, muy bonito, muy blanco y muy oscuro). Seguimos las instrucciones para llegar al chalet, sigue la carretera… oficina de correos, a la derecha, la segunda a la derecha, segunda casa. Nombre de la casa: Follaton.

Busca que busca, y más nieve y nevando, y nieve por la cintura! Metiéndonos por la nieve (porque ni se veía camino ni nada…) buscando la puñetera casa… Al final, yo estaba encima de un montón de nieve enorme (que en realidad era un árbol) y vimos otra casa, que podía ser la “segunda”. Así que Bruno y yo colina abajo abriendo camino a ver el nombre… Así que por fin, después de 1 hora buscándola… pudimos gritar “Deepika, Nat!!! Es ésta!!!”. Y ellas “si anda… estas de broma…”

No era una broma. Cogimos las maletas del coche, y colina abajo por el camino que habíamos hecho con nieve “hasta la cintura y mas allá!” a buscar la puerta de la casa!

Nos quedamos Nat y yo, y Deepika y Bruno fueron a buscar a los chicos del bus…

Viernes 23.30h. Llegaron. Menos mal que en la estación de Martigny compramos dos paquetes de espaguetis y unos botes de salsa de tomate… (a precio de cojón de cristiano… que se dice en Spain ;) pero la mejor cena del mundo mundial en ese momento!), “allez, les escargots” (requiere un post para sí mismo, ya os lo contaré), y a dormir mi estrella…

que mañana hay que esquiar!

NOTA: el viaje Laussane – Ovronnaz que a ellos pobres les llevó 8 horas…, a la vuelta fue 1h y 15 minutos…

TrackBack

La URL para enviar un TrackBack a esta entrada:
https://www.meliuli.com/2009/01/27/donde-esta-mi-cabana/trackback/

Comentarios

[…] particular visión del mundo « Marc Jacobs, Louis Vuitton y yo | Dónde esta mi cabaña? […]

[…] particular visión del mundo « Dónde esta mi cabaña? […]

Meli, eres genial!!! cada poco realizas una aventura de esas de diversion, estres, risas, deporte, relajacion…
En fin me encantas!!! Espero poder hacer un dia yo eso tambien.
Un saludito

[…] nuestra defensa debo decir que sólo había esto en el chalet (hasta que encontramos el mikado) y que estábamos en la montaña aisladitos de otra forma de […]

Deja un comentario