Bancos Singulares

Hace ya más de un año que estuvimos en San Francisco, y allí se me ocurrió comenzar esta “colección” de Bancos Singulares. Y es que estamos acostumbrados a ver bancos en parques y grandes avenidas, sitios comunes. Pero, a quién se le ocurre poner un banco al borde de un acantilado para disfrutar de las vistas? Por suerte para nosotros, hay gente así.

Éste fue el primero de mi colección, en Muir Beach. Es una pequeña playa genial, al norte de la Bahía de San Francisco, y que encontramos por casualidad volviendo de Muir Woods, que aunque no tiene ningún banco especial digno de mencionar en mi colección (al menos que yo viera), no tiene desperdicio. Es un bosque de sequoyas gigantes. Y en un día soleado como el que estuvimos, la luz crea unos efectos absolutamente mágicos, como de cuento de hadas…

Este primer Banco Singular de mi colección, sin duda es mi favorito por muchas razones: está al lado de San Francisco (ya todos sabéis lo mucho que me gusta SF…), vistas al mar (al Océano Pacífico ni más ni menos…), la playa (arena finita y animalillos acuáticos), el recuerdo de felicidad de ese momento, …

Después de este primero, he ido encontrando más, no solo originales por dónde están, sino también por su forma o algún otro encanto-magia particular. Así que con este post, doy por inaugurada la categoría “Bancos Singulares” – visualizad corte de cintita roja y todo ;)

TrackBack

La URL para enviar un TrackBack a esta entrada:
https://www.meliuli.com/2008/07/12/bancos-singulares/trackback/

Deja un comentario