Salvemos a las bacterias!

Últimamente todo todito es antibacterias. El jabón de manos, del lavavajillas, las toallitas húmedas, las bolsas de basura, las plantillas de los zapatos, … Para mi gusto, demasiado.

Hace algún tiempo Rober me contó que había ido a una charla en Londres que explicaban, entre otras cosas, un estudio que habían realizado acerca de los microorganismos en las manos. Muy resumidamente, tomaban dos grupos. En uno, se lavaban las manos con agua y ya esta (?) y en el otro con los geles estos sin aclarado que son antibacterias. Después tocaban una placa de Petri unos y otros, y la ponían a crecer… Crecían más cosas en la del “lavado antibacterias”!

Esto se debe a que estos geles matan todas las bacterias, las buenas y las malas. No discriminan entre las que nos “atacan” y las que tenemos de forma natural para defendernos de las malas y otras cosas. En consecuencia, cuando te has cargado a TODAS y el gel y ano tiene efecto, cualquier cosita que llegue a tu piel podrá crecer, ya que no habrá nada que lo impida.

Aquí, en USA hay verdaderos psicópatas de las pobres bacterias! Y últimamente he visto algunos ejemplos de lo que en otros tiempos o sitios llamarían psicóticos, pero aquí por lo visto se ha convertido en “normal”, es decir, la norma (estadísticamente hablando).

En mi labo casi nadie toca los picaportes de las puertas con la mano, pero sí se entran en la lista de cosas a “descontaminar” semanalmente. Para abrir las puertas lo hacen con una servilleta o empujan… A veces hay que empujar mucho… o esperar a que yo llegue y utilice el picaporte, que como nadie lo usa, esta limpio como la patena!

El otro día a una compañera se la cayó un trozo de mango en la mesa, que recogió con una servilleta y tiró a la basura. Supongo que lo de cogerlo con la servilleta es por si alguna bacteria malísima y rápida pudiera llegar a su mano trepando por el trozo de mango en cuestión o algo así…

En el súper hay toallitas antibacterias para pasador al carrito…

Y esta semana hemos visto a uno en un Starbucks, que antes de echarse leche en su café a tirado un poquito a la basura, supongo que por no beber “lo de arriba” de la leche que ha podido estar en contacto con “terribles contaminantes”…

A mi me gusta más aquel estudio que demostraba que si caía un trozo de pizza al suelo, los microorganismos tardaban 7 segundos en colonizarlo, por tanto si eres rápido, coges tu trozo de pizza… y adentro! :)

Y es que como todo, llevado al extremo no es bueno. Es cierto que es estupendo poder ir al baño en cualquier sitio y que esté tan limpio y esterilizado y todo -ado que se podría hacer intervenir quirúrgicamente sobre la taza del váter… Pero yo desde aquí digo…

¡Salvemos a las bacterias! Al menos unas pocas, no? :P

TrackBack

La URL para enviar un TrackBack a esta entrada:
http://www.meliuli.com/2011/07/26/salvemos-a-las-bacterias/trackback/

Comentarios

Vaya panda de tarados! pero dónde os habeis ido?! es curioso el miedo que le tienen a las bacterias y que luego les parezca tan normal que cualquiera pueda ir por ahí con un arma en el bolsillo!
Por cierto, en tu labo no ganareis para servilletas, no?…je, je

Deja un comentario