Ser chick-lit o no ser

Algo que me gusta mucho, y siempre me ha gustado, es leer. Y además he de reconocer que me lo leo todo, aunque no sé si es una virtud o un defecto crítico, casi todo me gusta, y pocas veces dejo un libro a medias (creo que hasta ahora sólo se me ha resistido “El olvidado rey Gudú”).

Hasta ahora, me había limitado a la literatura en español. Pero últimamente, por una cuestión meramente práctica, pues leo en inglés, más que nada porque aquí en español pues poco hay… La verdad es que al principio me daba un poco de miedo, no entenderlo, no poder seguirlo, no poder acabarlo. En el poundlandia (todo-a-cien de toda la vida) de al lado de mi trabajo tienen muchísimos libros y muy baratos. Un día fui, y me compré uno, A girl thing, que total, por £1.75, pues si no me gusta o no puedo con él, pues no me da tanto cargo de conciencia… Así que sin querer, me gustó, y empecé a leer en inglés.

Desde entonces he ido infinidad de veces y ya me he comprado y leído todos aquéllos que me parece que me pueden gustar (tampoco soy masoquista, jeje). La mayoría son del estilo que ahora llaman chick-lit, también conocido como “libros de chicas” o “libros para mujeres, escritos por mujeres”. Pero también me ha sorprendido que debido al éxito de este género, hay muchos que tienen una portada del mismo estilo, y que son sorprendente buenos, que te hacen reflexionar, y no siempre en esa línea más o menos simplista, en el que desde la tercera página ya se puede adivinar el final (aunque no por eso le quita frescura y diversión a la lectura). 

Uno de estos libros es The lost art of keeping secrets que probablemente no hubiera comprado por su portada ni título, por £8 que es lo que cuesta en una librería normal, y que es uno de los libros más simpáticos y bonitos libros que he leído, de lo mejorcito!

Y así, entre excursiones a poundlandia y pedidos a amazon, pues vamos haciendo otra pequeña biblioteca…

… pero esta vez en inglés.

TrackBack

La URL para enviar un TrackBack a esta entrada:
http://www.meliuli.com/2008/08/03/ser-chick-lit-o-no-ser/trackback/

Deja un comentario