20 de mayo, 2008

Pier 39

Una de las cosas que más me sorprendió cuando llegamos a San Francisco fueron los leones marinos. La noche antes de irnos, estuvimos viendo un reportaje de Planeta Finito (por cierto, muy recomendable!), de El Gran Wyoming en San Francisco. En él contaban las cosas más curiosas o típicas para ver en la ciudad, entre ellas, los leones marinos.

Leones marinos en el Pier 39

Los fuimos a ver nada más llegar, y la verdad es que son geniales. Nadie sabe muy bien por qué (al menos nadie me lo ha sabido explicar…), pero van allí todos los años. Al principio, los intentaron echar, pero se dieron cuenta de que atraían a los turistas, así que decidieron hacerles un hueco en el Pier 39, y de paso aprovecharon para hacer un mini-centro comercial muy mono.

Otra de mis cosas, o mejor dicho, amigos favoritos de la ciudad, estaría horas mirándolos y escuchándolos…

19 de mayo, 2008

Cenicienta

A mí me gustan los zapatos.

Nunca me había parado a ver otro enfoque, ¿por qué me gustan? Pues no sé… me gustan y ya está.

Después de mucho viajar, con mis cajas de zapatos a cuestas, preguntar por el mundo y documentarme viendo series como Sexo en Nueva York (especialmente el personaje de Carrie), ver tiendas y más tiendas de zapatos en Chueca (entre otros muchos…), he encontrado una camiseta (paradoja que sea una camiseta y no una chancla…) que lo explica todo:

Cinderella

Ni yo, ni la mismísima Cenicienta lo habría dicho mejor…

18 de mayo, 2008

Bajo presupuesto

Todo el mundo cree que montar un negocio es caro… bueno, pues todo depende de lo que te quieras gastar, como casi todo.

La prueba está en la nueva tienda de complementos de Diesel en Carnaby Street. La acaban de abrir (o al menos yo la acabo de descubrir…), y aunque la idea seguro que la ha tenido algún diseñador gráfico importante y ha costado una pasta, no creo que hayan tenido que invertir mucho en llevarla a cabo. La tienda en cuestión tiene las paredes recubiertas de cartón y con cajas pegadas, a modo de baldas, grandes para los bolsos y más pequeñas para las gafas de sol… Vamos que no han gastado ni en pintura, sólo cajas de cartón y pegamento, aunque haya sido del bueno, para que no se caigan ;)

17 de mayo, 2008

A divertirse!

El viernes por la tarde al salir del trabajo, me fui a dar una vuelta por Oxford Street, a ver las novedades de la temporada. Por si acaso, os digo que es una de esas calles en las que siempre hay mucha gente, y de todo tipo, llueva o haga sol, con las tiendas abiertas o cerradas, … así que os hacéis una idea de como se pone un viernes por la tarde.

Estaba en una tienda y de repente oí jaleo en la calle y gritos, y pensé “alguna se ha liado…”, y al poco empiezo a oír risas y ver que la gente se para, así que me asomé, no fuera que me estuviera perdiendo algún espectáculo. Efectivamente, había dos tíos de unos treinta-y-muchos lanzándose sobre unas montañas de bolsas de basura, en lo que llegó el camión de recogida a estropearles (por supuesto que sin mala intención…) la fiesta. Ellos seguían haciendo el “salto del ángel ” sobre las bolsas que quedaban, así que los basureros, esperaron pacientemente a que acabaran su pequeña diversión…

Moraleja: el que no se lo pasa bien, es porque no quiere!